Muere French Canolli el grande del Hash

Frenchy Cannoli fue un profesor, consultor, artesano y activista con sede en California dedicado a la producción y apreciación de concentrados de cannabis tradicionales.
Frenchy creció en Niza, Francia, pero se fue de casa tan pronto como pudo, inspirado por la promesa de una aventura exótica y por el hachís importado común en la Europa de finales de los 60.     Vivió de forma nómada durante más de veinte años, permaneciendo con productores tradicionales y aprendiendo técnicas transmitidas de generación en generación. 

Esto lo llevó de Marruecos a México, a Nepal, Pakistán y la India, donde pasó ocho temporadas de cultivo viviendo en cuevas y cosechando resina de cannabis con los cultivadores del valle de Parvati. Finalmente, se instaló con su familia en California, donde las leyes de acceso médico tempranas le permitieron pasar de ocultar el trabajo de su vida a producir concentrados de cannabis legales.
En colaboración con los cultivadores legendarios de Emerald Triangle y experimentando con técnicas como el envejecimiento, Frenchy escaló desde entonces hasta producir "oro puro" (Cannabis Now) para su distribución en dispensarios con licencia: hachís "incomparable", con un carácter "diferente a todo lo que puedas oler o saborear". en cannabis”(Nick Smilgys, juez de la Emerald Cup). 
También ha adoptó un enfoque de código abierto para promover los métodos tradicionales. Frenchy compartía libremente las mismas técnicas en Youtube, así como con sus más de 143,000 seguidores de Instagram.
Impulsó una educación pública posterior a la legalización más amplia: más allá de trabajar para desarrollar estándares de clasificación de hachís, Frenchy fue un destacado partidario de las certificaciones regionales de cultivo para la producción de cannabis, inspirado en las reglas de la denominación de origen contrôlée como las que protegen la integridad de los vinos de Burdeos.
La vivaz personalidad y la experiencia única de Frenchy lo conviertían en un orador internacional codiciado sobre temas como el terruño del cannabis, la promesa de los enfoques de cultivo orgánico y regenerativo y la importancia de la producción "artesanal" independiente.

Definitivamente el mundo del hash perdió un grande que nos dejó muchisimo conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *